ORTODONCIA

¿Qué es la ortodoncia?

Un tratamiento de ortodoncia es aquel que se encarga de corregir el mal posicionamiento de los dientes y huesos mediante el uso de aparatos.

Una de las causas comunes de recurrir al uso de la ortodoncia es una mala mordedura;una persona puede tener dientes completamente derechos pero si sus mandíbulas no encajan entonces es necesario un tratamiento de ortodoncia.

Las causas del mal posicionamiento de los dientes o mordedura vienen por problemas hereditarios y en algunos casos por accidentes. Si no se trata éste problema entonces podría desencadenar otros como: caries dental, masticación defectuosa, habla alterada provocando vicios de dicción, pérdida de dientes, desgaste del esmalte dental y problemas de mandíbula.

 

¿Cómo saber si se necesita un tratamiento de ortodoncia?

Podemos determinar si se requiere un tratamiento  si el paciente presenta las siguientes características:

  • Deglución atípica: Es cuando la lengua está en una posición que no es normal al tragar, la persona coloca la lengua sobre los incisivos provocando una mordida abierta. El tratamiento de ortodoncia que se utiliza en este caso es el uso de aparatos que trabajan en función de reeducar la posición de la lengua.
  • Mordida cruzada: Es cuando el tamaño del maxilar superior es más pequeño o estrecho que la mandíbula.
  • Mordida en tijera: Es cuando el maxilar superior es más grande que la mandíbula.
  • Sobre-mordida: Los dientes de la mandíbula superior cubren en mayor proporción a los dientes de la mandíbula de inferior.
  • Sub-mordida: Los dientes de la mandíbula inferior sobresalen.
  • Mordida abierta: Cuando la persona cierra la boca queda un espacio entre los dientes.
  • Espaciamiento: Son los espacios que hacen lucir dientes faltantes.
  • Apiñamiento: cuando los dientes son demasiado grandes para el espacio de los maxilares.
  • Línea media desplazada: Ocurre cuando la línea imaginaria que divide en el centro a los dientes superiores no se alinea con los inferiores.

 

Aparatos de ortodoncia fijos

Son aquellos que se pegan a los dientes y se llevan permanentemente en la boca durante todo el tratamiento. El ortodoncista puede modificar o quitar estos aparatos en los casos que sean necesarios.

El elemento principal de estos tipos de aparatos son los brackets, los cuales sirven de enganche para que se pueda llevar a cabo el desplazamiento del diente.

Por definición, dentro de esta categoría de aparatos de ortodoncia podemos encontrar diferentes versiones.

  • Brackets clásicos: Son los más comunes. Consisten en brackets metálicos situados por fuera de los dientes. Tienen diferentes tamaños, diseños, prescripciones, etc.
  • Brackets estéticos: También van por la parte externa de los dientes y son transparentes. Dentro de su variedad están los que poseen una parte metálica, los que no, los de diferentes materiales, entre otras.
  • Brackets linguales: Son metálicos también, con la diferencia de que se colocan por la parte interna de los dientes, así no se ven. Existen variaciones de estos y deben ser fabricados especialmente para el paciente.

 

Algunas recomendaciones para el cuidado de tu tratamiento de ortodoncia:

1. Usar un cepillo de cerdas suaves para los dientes y uno especial para limpiar entre los brackets para eliminar cualquier residuo de comida y prevenir la placa bacteriana. También utilizar la cera es muy importante.

2. No descuides tus visitas al dentista u ortodoncista, las cuales deben ser tan frecuentes como lo recomiende el especialista.

3. Evita los alimentos que pueden estropear o interrumpir tu tratamiento de ortodoncia. Aléjate de las chucherías como los chicles y palomitas de maíz, así como también de ciertas frutas y carnes o alimentos duros o pegajosos que pueden quebrar los alambres de tu aparato.

Ten presente que durante el tratamiento de ortodoncia tus dientes y la salud en general de tu boca está más vulnerable, por tanto ser más precavido en cuanto a tu alimentación e higienización te asegurará el éxito a corto plazo en este proceso.

 

 

 

TU CLÍNICA DENTAL EN SANTANDER


Nuestro horario de atención:

Lunes a Jueves de 10:00 a 14:00 – 16:00 a 20:00
Viernes de 10:00 a 14:00

Consigue una boca sana, estética y con buena funcionalidad.

Nosotros te llamamos