BRUXISMO Y TRASTORNOS ATM

Bruxismo
El bruxismo es el apretamiento crónico de los dientes con mucho dolor, a partir de este los dientes rechinan sin razón alguna causando desgaste en el esmalte dental.
¿En que consiste?
En casos mas graves, el dolor suele ser tan fuerte que causa que los dientes se caigan o pulvericen y fracturen, de ahí viene el mito de que el estrés causa la caída de los dientes. El bruxismo también trae problemas en los huesos y articulaciones dentales, el odontólogo puede detectarlo si el paciente presenta dolor en la mandíbula, cuello, cabeza y demás partes de la cara. Muchas personas presentan fuertes migrañas a partir de este problema.

Algunos estudiosos explican que problemas psicológicos como el estrés y la ansiedad son los responsables de esta parafunción, sin embargo solo los odontólogos son capaces de tratarlo.

En el caso de la ansiedad, esta seria más bien una consecuencia a causa del gran dolor que presenta quien la padece. El bruxismo puede ser detectado a tiempo y tratado por odontólogos mediante la aplicación de férulas creadas por el mismo profesional para que estén ajustadas al tamaño de su boca, estas pueden ser colocadas durante diferentes periodos de tiempo. También se recomienda colocar toallas tibias en la cara para aliviar el dolor.

Sin embargo, estas son solo son una solución momentánea ya que su efecto es calmante. El paciente debe encontrar la manera de relajarse, alejarse de cualquier situación que le esté creando estrés y ansiedad en su vida, buscar actividades que inciten a la paz y tranquilidad mental,  ya que esta parafunción viene a raíz de estos fenómenos.

Si el caso es muy fuerte, el profesional podría corregir la mordida para alinear los dientes, esto lo lograría mediante la aplicación de coronas dentales, implantes y demás técnicas de ortodoncia para crear una mordida pareja.

¿Cómo se trata?
En algunos centros especializados en el tratamiento del bruxismo recurren al método de las férulas, este consiste en instalar unos protectores dentales en la boca que evitan el bruxismo mientras la persona afectada duerme. Lo que se busca con esto es terminar con el dolor sintomatológico y preservar la dentadura.

Otros, en cambio, combaten los síntomas del bruxismo haciendo énfasis en tratamientos para lidiar con el estrés, ya sea a través de ejercicios de relajación o con masajes en la zona de dolor.

Ten presente que solo un dentista puede diagnosticar el bruxismo. Si sientes alguno de estos síntomas acude de inmediato a donde un especialista, para así, prevenir eficazmente las consecuencias de este mal.

Trastorno ATM
El movimiento de la boca para abrir y cerrar es posible gracias a la articulación temporomandibular o ATM. Acciones como masticar, bostezar, tragar, hablar, se logran a través de la articulación temporomandibular, ya que ésta articula la mandíbula con el hueso temporal del cráneo.

La articulación temporomandibular consiste en un conjunto de cinco pares de músculos que trabajan siempre unidos para movilizar la mandíbula sin ningún inconveniente.

Síndrome de la disfunción craneomandibular (DCM)
Cuando la articulación temporomandibular no funciona correctamente, causando dolor o molestias, se denomina Síndrome de Disfunción Craneomandibular.

La causa de este síndrome radica en el desplazamiento de la mandíbula al unir los labios porque los dientes no cierran de la manera en que deberían, ocasionando así una alteración en la posición de los cóndilos mandibulares de la articulación temporomandibular.

La población afectada por este mal circula alrededor del 80%, siendo la edad promedio 34 y donde por cada tres mujeres habrá un hombre que la padezca.

Síntomas
Los síntomas de esta condición en la articulación temporomandibular son los siguientes:

  • Dolor: En uno o en ambos oídos y con ellos en las ATM, que se puede dispersar como un dolor de cabeza, sobre todo en las sienes. También altera las mandíbulas, garganta, cuello, entre otras.
  • Ruidos: Como crujidos de dientes, chasquidos o pitidos.
  • Síntomas funcionales: Puede suceder que no se pueda abrir la boca o masticar. Saltos y luxaciones en las articulaciones, apretar los dientes, rechinar, dificultar para escuchar.
  • Otros: Se siente adormecimiento en los músculos de la cara, picor en la garganta y oído, molestias en la visión, resequedad de la boca, nerviosismo, etc.

Adquiriendo hábitos como masticar correctamente los alimentos, cuidando la ubicación de tus dientes al cerrar la boca y evitando masticar chicle, son algunas de las principales maneras en que puedes prevenir el Síndrome de Disfunción Craneomandibular

TU CLÍNICA DENTAL EN SANTANDER


Nuestro horario de atención:

Lunes y Jueves de 9:00 a 14:00 y 15:00 a 20:00
Martes y Miércoles de 10:00 a 14:00 y 16:00 a 19:00
Viernes 10:00 a 14:00

Consigue una boca sana, estética y con buena funcionalidad.

Nosotros te llamamos